Lesiones deportivas

Lesiones deportivas en healthy move

Las lesiones deportivas son uno de los mayores determinantes del rendimiento de un atleta, pues pueden llegar a apartar al deportista de las competiciones y entrenamiento durante un gran periodo de tiempo. A veces, incluso, suponen el final de una carrera deportiva. Para que podamos hacernos una idea de la magnitud del problema que en ocasiones plantean las lesiones, solo en el periodo de tiempo que duran unos Juegos Olímpicos (17 días) se llegan a registrar más de 1000 lesiones en 11.000 atletas (artículo). 

Por otro lado, las lesiones no solo se producen durante campeonatos y en deportistas de élite, sino que afectan a deportistas amateurs y recreacionales. Incluso se pueden produce en personas de a pie que no realizan ningún deporte, siendo el sedentarismo y la baja condición física dos factores de riesgo importantes a la hora de sufrir una lesión. En cualquier caso, las lesiones y su relación con el dolor y la disminución de la funcionalidad tienen un impacto brutal en la calidad de vida de cualquier persona. 

Todo profesional de la salud y el ejercicio, desde los fisioterapeutas hasta los readaptadores y/o entrenadores, deben de tener un conocimiento mínimo sobre las lesiones deportivas, pues a lo largo de su desempeño profesional tendrán que ayudar a las personas que las sufren. Por ello, en este blog encontrarás información basada en los últimos hallazgos científicos que podrán ayudaros a manteneros actualizados día a día, de forma amena, rápida y sencilla. 

¿Qué tipo de lesiones deportivas hay?

Poder clasificar las lesiones en tipos o grupos con características comunes es muy importante a la hora de poder investigar sobre los tiempos de recuperación, pronóstico del deportista, así como sobre la efectividad de los tratamientos. Sin embargo, llevar a cabo esta clasificación no es tarea sencilla. A continuación os dejo las 3 variables más empleadas en la clasificación de lesiones:
Tipo 1 de lesión deportiva: Tiempo

Tiempo

Diferenciar entre lesiones agudas y «crónicas» ha sido un paso fundamental a la hora de plantear el manejo terapéutico.

Tipo 2 de lesión deportiva: Tejido

Tejido

Las características de cada tejido influyen de sobremanera sobre la capacidad de regeneración y reparación de este tras sufrir una lesión.

Tipo 3 de lesión deportiva: Deporte

Deporte

No en todos los deportes se producen las mismas lesiones. Por ello, es muy interesante estudiar la prevalencia en cada deporte.

¿Cuáles son las lesiones deportivas más comunes?

La epidemiología es una disciplina científica en el área de la medicina que estudia la distribución, frecuencia y factores determinantes de las enfermedades y lesiones existentes en poblaciones humanas definidas.

Si nos centramos específicamente en deportistas, las regiones con mayor número de lesiones serían en la pierna (artículo). Aunque, el resto de zonas corporales no están exentas de riesgos. Por ejemplo, la espalda tiene un menor riesgo de sufrir lesiones que el tobillo; sin embargo, el número de días apartados de la actividad deportiva es mayor en la espalda que en el tobillo. 

  • Riesgo de lesión en el muslo 38% 38%
  • Riesgo de lesión en el tobillo 28% 28%
  • Riesgo de lesión en la espalda 16% 16%

Post sobre lesiones deportivas

¿Cómo se tratan las lesiones deportivas?

Tras producirse una lesión deportiva, la tolerancia mecánica del tejido afectado disminuye de forma drástica. Esto provoca que nuestro cuerpo tenga que poner en marcha una serie de mecanismos de protección (ej. dolor, inflamación…) para reducir el riesgo de un posible agravamiento de la lesión si se continúa con el mismo nivel de exigencia en la actividad que se realice y comenzar los procesos de reparación y/o regeneración.

A pesar de que durante muchos años se ha recomendado reposo e inmovilizar por completo el área lesionada, los efectos negativos de la inmovilización prolongada sobre la curación de los tejidos y la propia salud del deportista han llevado a cambiar el manejo de las lesiones agudas. Muy probablemente sea necesario reducir las demandas mecánicas sobre los tejidos lesionados, pero el resto del cuerpo debe seguir ejercitándose para mantenerse sano ¡Esto es muy muy importante!

Por último, habrá ciertas consideraciones en base al tipo de lesión y el deporte, pero el punto fundamental está en relación a las características del deportista. Todo tratamiento que se vaya a realizar debe ser completamente individualizado. Un esguince de tobillo se manejará de forma distinta en dos personas diferentes. Po ello, siempre debe de acudirse a un profesional sanitario para que valore el caso y se proponga un tratamiento de forma conjunta al deportista. 

¿Se pueden prevenir las lesiones deportivas?

Si la tolerancia de los tejidos no se ve superada por la magnitud del estrés mecánico de las actividades deportivas, jamás se producirían las lesiones. Esto ha llevado a organismos tan importantes como la FIFA a crear programas de prevención de lesiones, donde se incluyen ejercicios cuyo objetivo es la mejora de la tolerancia de ciertas áreas muy demandadas en el fútbol (artículo).

Aunque se ha observado una reducción en el ratio de lesiones del 30% al comparar los futbolistas que realizaban dicho programa con los que no lo hacía, no se reduce por completo el riesgo. Esto se debe principalmente a la incertidumbre que existe sobre las demandas que pueden sucederse durante la práctica deportiva.

¿Quieres destacar como fisioterapeuta y readaptador? ¡Aprovecha, hazte premium!

Desarrolla tus habilidades y conocimientos como fisioterapeuta y/o readaptador gracias a nuestros contenidos exclusivos. Sólo tendrás que invertir 2 horas al mes. ¡Continua tu formación de la manera más económica!

Suscríbete por 29,99€ al mes

¿Alguna duda?

7 + 5 =